martes, 5 de abril de 2011

Momentos inolvidables desde amigos que son mi espejo




















Desde amigos que son mi espejo


No estimes las molestias que puedan causarme o no tus llamadas, estén estas llenas de palabras o de silencios. Lo único que yo sé, es que, si desde mi atalaya pudiera llegar a observar lo que realmente te pasa, podría emitir sonidos de exigencia hasta que el sufrimiento se callara o, tal vez, corazón de melón, aún sabiendo y viendo, no me quedaría más remedio que alentarte por infinitas veces hasta que te levantaras de nuevo. Porque, al final del cuento y por mucho que yo cantara o dijera, resultará que, solo si eres tú quien elige caminar de nuevo obtienes cuatro pasos más, cuando antes solo nutrías la tierra que pretendía convertirse en tu mortaja. 

Tus lágrimas en mi hombro no pesan, tus quejas y lamentos no pesan, tus enfados y rabietas no pesan, tus silencios y desesperos no pesan. Me pesa solo el que te quedes quieto, muy quieto y sufriendo. Mientras te levantes, yo siempre estaré contenta, porque lo único que no quiero es perder a mi mejor amig@ envuelto en tierras son sabor a "Soy un asqueroso elemento", hazte cuenta, que yo siempre te veo y te siento grande como todo el universo.

Dame dos segundos y me tienes en tu casa picando el timbre. Baja y te cuento, como una llamada que empieza en aliento para otr@, se termina convirtiendo en tu propio aliento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada