jueves, 7 de abril de 2011

Cerrando pasados encuentros para abrir nuevos. (Fira de Tárrega 2010)

De cuando las experiencias se alargan porque no puedes decir adiós.


Los artistas tienen la cualidad de no decir adiós porque los elementos con los que trabajan son ovillos enredados con hilos de mil colores que, de forma imposible de desatar, depositan en tus recuerdos, tu capacidad de asociación de infinitos detalles de asociación y tu corazón. La empatía que son capaces de desarrollar para resolver contigo problemas esforzándose en sacar a la luz cualquier elemento que aporte claridad y transformación les obliga a comprometerse y te obligan al compromiso en cualquiera de los espacios abiertos donde construyen relaciones que logran establecer a través de una necesidad de expresión de todos los contenidos que les acompañan asumiendo que la riqueza llegará prendida de los mensajes de quienes se sientan a charlas amigablemente con ellos. La interacción es su misión y su misión les permite aperturas de los entornos más íntimos y allí, donde otros sienten la pérdida de espacios y el caos, ellos logran la absoluta cercanía sin perder de vista todo el movimiento que se provoca la acción asumiendo para ello el puesto del que observa para seguir dirigiendo hacia el objetivo marcado.


Si de estas habilidades no logras entresacar el valor de las herramientas que usan, yo te cuento, que es posible navegar en medio de mares calmos y mares del todo revueltos, si mantienes la cordura del que sabe que aún en la pérdida más absoluta, si mantienes con fuerza el timón, no hay duda de que llegarás a puerto. Si creíste que entrar de lleno a olvidar la linealidad de estructuras que en apariencia puedes controlar es perder el control, yo te cuento, que todos estos equipos están entrenados en perder la linealidad que aporta sensación de manejo de las circunstancias para, envueltos en todas formas de movimiento, ofrecerte Valor Funcional, Valor Emocional y Valor del Responsabilidad con lo que conseguir convertirte en fans. 


Si te creíste perdido en el brillo infinito de sus presencias y no advertiste que, en medio del caos que, de forma aparente, manifiestan los miles de detalles que son capaces de mostrar para explicar el camino que lleva a la meta, cuando tu lo resumes en un escueto, empecé a caminar, seguí y llegué a mi destino, ellos son capaces de mirarte con la dureza del más filoso de los metales, seguirás creyendo que tu reto se construye en valor de conquista y te perderás la ocasión de lograr, que tu conquista, se convierta en eterna, por su valor de permanencia enredado en todos los huecos que les permitirán seguir contigo hasta donde tu llegues.


Si quieres desarrollar conceptos de gran utilidad todas las estructuras que necesiten tus proyectos, la ocasión se pinta favorable, si por un segundo logras observar esos cuerpos comprometidos, inmersos y aparentemente perdidos en la relación más esos ojos que nunca pierden de vista sus propios objetivos.


Material de la Fira del Teatre queda oculto en las bases que mimosamente he construido para albergarles hasta que tu necesidad me haga sacarles de allí para envolvértelos en el papel de regalo más estupendo. 


Después de haber trazado las grandes líneas maestras que aportan utilidad a la consecución de grandes objetivos queda pendiente el despliegue de la infinidad de pequeños detalles que despacio, despacio, despacio te iré contando.  Aunque decimos las lenguas viejas del teatro que la teoría es la base pero el núcleo del movimiento está en la acción que nos dará la información que necesitamos para corroborar las hipótesis, no es menos cierto que, si lo suelto enredado en tu vida cotidiana, tu tarea diaria, tus proyectos y tus sueños, sin duda alguna y aún, casi sin quererlo, tenderás a aplicarlo en cualquier momento.


¡Cosas de teatreros viejos! que se enredan en mi deseo de quedarme en tu cabeza, tu cuerpo y tu corazón hasta siempre, siéndote útil, para ver lo que tú crees que no puedes ver y hacer lo que tú crees que no puedes hacer ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada