lunes, 27 de octubre de 2014

Momentos inolvidables desde dentro




Momentos inolvidables desde dentro

De rodillas ante la apariencia de realidades. Tomando el té con imágenes figuradas de personas que creen ser lo que tanto esfuerzo les cuesta proyectar. Revisando papeles de miles de planes estratégicos donde se enredan los cables de un cuento y el cuentero que finje ser. Rumiando temores que viven escatimando al tiempo el sabor, aún no probado, de la grandeza que sientes y que a escondidas, aún sientes más, que nunca podrás tener. Levantando pesas y pesados tormentos de a quienes tientan los grandes gestos, las grandes narices rebosadas de soberbia y queja, porque nunca podrán ser lo que proyectan porque, la inoperancia, la ineficacia, la torpeza, la maldad del otro, nunca les deja.

Recomponiendo puzzles de almas que viven con la nariz pegada a escaparates donde ansían el costoso postre de la apetencia y a las personas "afortunadas" que para tomar postre han dejado de comer meses enteros o han abandonado la dignidad en cualquier esquina fingiendo que son más porque tienen postre, mientras ocultan hambre y mientras el alma rota se agota pegada la boca al escaparate intentando calmar apetencia y nunca hambre.

De idas y venidas, vengo. Subo hasta tu casa, te agarro de la solapa y de un salto, nos vamos hasta la plaza para que los veas, para que te veas en medio de semejante juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada