martes, 8 de febrero de 2011

Desde repeticiones en apariencia molestas

















Desde repeticiones en apariencia molestas,


El encuentro con vosotros, aparentes paisajes repetitivos, me demuestra que si bien reconozco que me resultáis más pesados que el ajo, en realidad, al roce no deja de mostrarse como un beneficio porque no puedo dejar de reconocer que si te encuentro es que estoy moviendo, moviendo sin dar tregua al tormento de vivir solo una experiencia de forma eterna y después del primer cabreo, reconozco que quizá, con un poco más de tiento y despertando astucias puedo elegir dar el mismo paseo pero de forma diferente. Así te espeto en esa cara llena de aspavientos que gracias a ti, tormento, reconozco valías donde antes solo velaba sueños y ahora veo cuentos, cuentos que logro transformar en retos.


Oportunidad de establecer pequeñas modificaciones y producir cambios radicales. Mundos que se abres en infinitas espirales, círculos cerrados que acaban se acaban rompiendo para rizar rizos espectaculares troquelados de nuevas realidades. Caminos conocidos que muestran detalles colocados del revés que buscan hacerte creer que son nuevos.


Comprando unas cervezas para subir a casa y esperar tu llegada en ... ¿5 minutos? ... Vale, te espero. Una perdida y te abro la puerta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada