jueves, 3 de marzo de 2011

Experiencias que se transforman en retos para diseño



Experiencias que se transforman en retos para diseño de acciones y actividades con las que compartir experiencias


Cualquier realidad por dura, fea, pesada que sea se vuelve, en manos de quien toma la determinación de establecer vías de comunicación y expresión que abran espacios para profundizar relaciones, en una realidad posible que logra abarcar la construcción de un Valor Funcional, un Valor Emocional y un Valor de Responsabilidad Social adoptando la belleza como el recurso útil que genere un diálogo obligado a abrir un hueco para permanecer en la mente y el corazón de quien aún ni conoces, desarrollando cimientos para posicionar el mensaje de que "Si yo puedo, tú también puedes", sin duda alguna.


De la construcción y manejo de maquinaria pesada a ver como cuatro poleas y tres trozos de metal adquieren la forma de un personaje a través del que aún sin considerarse artista dialoga en profundidad con un público entregado y rendido al juego que les propone.


Raúl y su hermano consiguen establecer, a través de complicados mecanismos, toda una estructura dramática participativa y de alto poder interactivo un espacio óptimo para trasladar mensajes utilizando el juego y destapando, sin pudor, que el coraje y la fuerza para lograr transformaciones solo es comparable al deseo de adquirir una comunicación perfecta con el entorno, poniendo de manifiesto el alto valor que contienen las artes para tomar lo intocable, lo duro, lo negro en una historia que traslada la misma ternura que ocultan unas manos cansadas de construir por construir y que sueñan que lo construido, aún manteniendo una "apariencia" de la que muchos huyen porque se la percibe fea, se puede transformar en elementos de infinita belleza con los que puedes elaborar espacios de diálogo a la profundidad que desees.


Hasta que logramos grabar la entrevista, incontables obstáculos técnicos y no técnicos superados solo por la necesidad de plasmar el valor de gran utilidad que dos hermanos, abocados a vivir en la soledad que les aportaba su tarea rutinaria logran descerrajar la puerta para que puedan entrar todos los elementos que hacen del hombre un ser social les enriquezca enriqueciendo a todos los que ofrecen su obra.

Capaces de romper todas las barreras, este equipo artístico, se muestra capaz de diseño de grandes estructuras que construyen diálogos interactivos a través de la manipulación de elementos de forma creativa, construyendo objetos que adquieren vida propia y que se vuelven instrumentos para desarrollar relaciones de calidad y encuentran, en el proceso, habilidades y cualidades que pueden alentar, direccionar y elaborar complejas formas de aplicación para enseñar a transmitir, de forma correcta, los procesos que desarrollan la creatividad hasta en las formas más mecánicas de realización de una tarea cualquiera. Ellos demuestran que el único elemento diferenciador que hay entre una persona normal y otra que elije tomar los caminos que llevan al Arte solo existe la necesidad de expresión y comunicación como motor de avance, allí donde solo se muestra la imperiosa urgencia de diálogo buscan permanecer a lo largo del tiempo y te lo creas o no te lo creas, de entre su público los hay quienes recordarán sus nombres como creadores que les sacarán las castañas del fuego en esta o aquella ocasión que la programación cultural o el diseño de eventos lo requiera, mientras que la gran mayoría aún sin conocer sus nombres, logo o contacto, a partir de rozarles, solo a través de sus obras, llevaran tanto valor a sus vidas que nunca olvidarán a estos dos mágicos elementos.


Si de esta conclusión no sacas el valor que Raúl y su hermano pueden aportar a tu diseño de Branding, tendríamos que sentarnos y charlar, hasta que la espuma de tu cerveza quedará pegada y seca a la jarra que nos acompaña. Yo desde luego, me los llevaba atados a mi cuello con una cadenita de oro para enseñarlos como si de amuletos poderosos se trataran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada