miércoles, 9 de noviembre de 2011

Enredados RSC y Branding, en medio de material de cuentos

Miércoles de cuento, pero, hoy, cuento nuevo, porque andan los personajes, así como, revueltos y deambulando por las calles, deseosos de que alguien les atrape para darles un final de embeleso. No olvidéis que yo no dejo cuento nuevo sin descabezar, aunque nunca olvide los viejos cuentos.

"Tanto va el cántaro a la fuente que termina rompiéndose el cántaro y hasta, se rompe, la misma fuente"  Así que agarra la mochila vieja y no olvides la lupa de Sherlock porque para esta historia, es preciso atarla, con fuerza, del post it que te recuerda, que nosotros somos siempre, el mejor material de cuentos. ¡Ah, y no olvides el paraguas que a redes nos vamos!

Y tal premura, tú... y nos pilla a ambos ¡Con estos pelos!

Responsabilidad Social Corporativa y Branding pero ¿Donde os metéis? gritan, más que nunca, brillantes presencias que adornan, día a día, mi TL, mis debates rutinarios, mis paseos llenos de cháchara intrascendente y las redes más amables que visito a diario mientras tomo una cervecita y aceitunas envueltas en humos que lanzan direcciones para encontrar los hilos donde nacen todas las historias.

Pito, pito ... entre las posibilidades sacadas de entre las líneas de todos mis cuentos, cabizbaja y relamiendo el gusto por la aventura o la agudeza y zasss ... Va y aparece, el "Como si" más perfecto para hacer requiebros y volteretas hasta dar con las certezas que hablan de la urgencia de control sobre la Responsabilidad Social Corporativa y el Branding. ¿Para que contarte, si ya conoces la mitad del cuento? Empieza con @PabloHerrero su publicación en Actuable,  para ir a desarrollarse en un intento de vender Responsabilidad Social Corporativa, en apariencia, exitoso de las ¿Marcas? que se publicitaban y daban cancha a un programa que recibe críticas en la red, día si y día, también.  Recuerdo un viernes chequeando rss y tags mientras, imaginaba, a ciertas juntas directivas, aplaudiendo a SocialMedias embarcados en la navegación de barcos maltrechos por aguas turbulentas que confunden corrientes de Marketing y Branding en la tormenta de cambios que trae la Era de la Información ¿Cuando durará el descorche de botellas? pensaba, mientras paseaba lentamente hasta la casa de un cliente que bailaba verdaderamente emocionado, por lo que suponía "en ventas" acciones semejantes y al que yo invitaba a parar, con un lacónico "Esperemos un poco y, escuchemos". 

Escuchar resulta extraño cuando hay tanto ruido expuesto pero hacerlo, da frutos maduros y en muy cortos espacios de tiempo. Del descorche de botellas a gritos desesperados que alertan de la caída que amenaza a las estructuras de todas las ¿Marcas? que ahora ya danzan pero desveladas como simples "empresas" que, habiendo conseguido cinco minutos de fama y sin entender nada, reciben de cara vientos desfavorables que huelen a errores cometidos en la experiencia que comparten con sus consumidores, que son atribuibles solo a la Imagen Corporativa aún sugestionada por las tendencias en Marketing y que se ven arrastradas a una carrera imparable de exigencias por la Responsabilidad Social Corporativa, justo allí, donde más duele #ocupaeldebate. 

Te lo dije, corre, necesitamos el paraguas para volvernos por donde hemos venido porque el cuento tiene moraleja:

Dicen las viejas lenguas del teatro que no hay forma humana de crear un personaje nuevo, sin lograr la neutralidad para marcar direcciones distintas y yo estoy absolutamente convencida de que es Branding puro y no mezclado con Marketing, dejando a la Imagen Corporativa presa en el encuadre de una Responsabilidad Social Corporativa perfecta quien dará los éxitos para la Era de la Información, donde ya, y sin duda alguna, vivimos.

Por supuesto que también tiene final de embeleso:

Y fueron tod@s felices y de lo que pasó luego, quedan por escribir millones de cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada