lunes, 13 de agosto de 2012

Tsumani en el mundo 2.0

Embarazosa es la entrada en el mundo 2.0 de las empresas más apegadas a los mecanismos de funcionamiento de la Era Industrial. Los vaivenes de la información y las devoluciones que esta obsoleta estructura consigue en los puntos de encuentro son de una magnitud impredecible. Basta un mensaje publicitario y la comunicación de datos que contradice las premisas publicadas para que, en todos los puntos de encuentro, las mareas suban. Si, el proyecto empresarial, se ha subido al carro de los mundos virtuales, el tsunami en sus líneas de tiempo puede llegar a ser de tal envergadura que, se contemple, sin el más mínimo rubor, la posibilidad de salir de el, huyendo como alma que lleva el diablo, abandonando cuentas en redes sociales y eliminando la posibilidad de interacción en los espacios 1.0 que tímidamente, se quisieron dibujar como líneas en estructuras 2.0.

Paradójicamente, resulta sospechoso, cuanto menos, que, las empresas que traen y llevan redes, sean las que más peligros encuentran entrando al mundo 2.0 y resulta esclarecedor, al resto, observar como quien vende el servicio, tiene terminantemente prohibido permanecer en el, gracias a sus agresivas campañas publicitarias llenas de ofertas "atractivas" que no soportan, ni cinco segundos, la luz del foco central sobre sus espacios de atención al cliente, sin que la voz corporativa grite "Es el procedimiento de empresa" y busque, sin consideración alguna, la estrategia de esconder la cabeza, como un avestruz cualquiera, sorprendido en la calenturienta sabana, al que solo volverás a ver los ojos, cuando encuentre el hueco por donde soplarte el mismo discurso único y repetitivo, en el vano intento, Goebeliano que busca tu convencimiento.

Si ellas, no pueden estar en los espacios que venden ¿Cómo iban a estar las demás? Cuando del "somos verdes" se puede leer, con claridad que buscas, solo, ahorrarte unos céntimos o mandas toneladas de manchas negras hacia la playa. Cuando, lindas corbatas, de todos los colores, no logran parar la imagen de quien ha estado estafando en sus puntos de encuentro. O cuando prometes devoluciones a quien se de cuenta de la estafa. No, tienes razón, no se puede porque del compartir experiencias a decir que tú compartes experiencias, va tal abismo que por mucho que quieras, no lograrás pasar a la otra orilla y desde luego, seguirás sin poder pasear tranquilo por mundos 2.0

Ahora, deprisa y sin esfuerzos, seguro que no llegará el éxito. No en vano, parece haber demasiado que ocultar detrás de las estructuras empresariales que, sin entender muy bien, como, ni porqué, intentan asumir las consignas que reclaman, en Reputación de Marca, los mercados internacionales, con las mismas estrategias publicitarias y esfuerzos en neolengua que dicen "somos" aún sin serlo y así, casi, sin venir a cuento, llegamos a aquello que tú vives como crisis que te llenará de lamentos, cuando yo vivo crisis, como aquellas oportunidades donde llego, escucho y me reinvento.

Sin cambios reales estructurales, no encontrarás más que tsunami en el mundo 2.0

¿Cómo no iban a estar todos en redes 2.0? De lógica pura está llena la pregunta y así como llega la época adulta en quien pasa adolescencia que sube y baja, repleta de energías, llega la hora en que responsabilidades y compromisos, llenan más que mil vueltas de tuercas y entre idas y venidas, se vislumbra el momento donde la única opción es el "me reinvento" y para ello, escucho y llego hasta el mismo núcleo donde se está produciendo el movimiento. Dos pasos, adelante y encuentro que, es más fácil dejarse mecer por los vientos que, empeñarse en cubrir distancias enteras, con los vientos en contra y entre, en contra y en contra, revisando huecos, descubro que dos paso atrás y es más fácil, cambiar que quedarse quieto y esperar la muerte o el olvido para terminar cantando aquello de "Y si no se le quita bailando, déjala que se aburra y se muera..." 

¿Aún no lo ves? ¿Cómo no íbamos a estar tod@s en redes si las redes solo avisan de que son los mercados los que han cambiado? ¿Cómo no íbamos a estar tod@s en redes, si el cambio, lo hemos provocado entre tod@s? 

"...Y si no se le quita cantando, déjala que se aburra y se muera..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada