martes, 2 de abril de 2013

Momentos inolvidables desde orillas de sumideros

















Momentos inolvidables desde orillas de sumideros

En el repleto mundo de los sumideros desayuno escuchando susurros que hablan de miedos con murmullos que hablan de caídas irreparables, inusuales, buscadas, rutinarias, nunca encontradas que recomponen vidas cabizbajas, enfrentadas al aire y recubiertas de "extrañas" pisadas. Extraña plaza donde todas las rosas parecen lejanas y donde los lirios solo puedes verlos, a través, de las pequeñas rejas por las que nadie quiere dejar colar ni el zapato más viejo. No cuelas tacón pero cuelas atención y escuchas cantos de sirenas que traen, agarrado al viento, el intenso sabor del miedo.

Cayendo y subiendo, a través de las rendijas y abajo y arriba solo contemplas espejo donde las rosas y los lirios solo se acercan dibujando caminos cuando oídos sordos haces a los susurros quedos que engordan a base de los terrores que dibujan los miedos.

Que no te engañen tus ojos, que no des pábulo a los cuentos porque de fantasmagóricas visiones puedes elegir transformar hasta llenar todos los rincones de millones de flores.

En dos minutos toco el timbre de tu puerta y tres minutos más tarde jugamos junt@s a la candonga, saltando de sumidero, en sumidero por donde se cuelan los miedos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada