martes, 13 de agosto de 2013

De cuando me fui dando un portazo. Re vuelta a redes



Llegando o no, desde el mismo kilómetro cero del África tropical, sacudida la pereza y revisados los clavos que la rutina, hacen parecer mundos completos, haciendo que te olvides de que, justo al lado, más que clavo, hay "peazo" de saliente donde pasar la noche para, a la mañana, levantarte pensando en pasear por paisajes nuevos, aquí me tienes de nuevo. 

Aquí me tienes de nuevo y casi de estreno porque, un paso atrás y aún no me atrevería a contarte que fue lo que pisé, comí o rocé que me hizo subir a dos metros más del suelo del repelente laberinto que obliga a dar mi vueltas antes de encontrar sendas más perfectas. 

Seamos serios, en África o no, no pensé en ningún momento, en el espléndido parque de atracciones que la Imagen Corporativa había inaugurado, justo antes de irme. No desayuné en Twitter con mi animada comunidad, no tomé cañas en Facebook con mis variopintos amigos, no almorcé en Google + con mis ocupados seguidos y seguidores, no pasee por Linkedin con mis atareados amigos, ni estuve en Scoop.it jugando con contenidos comunes, ni me interesé en menéar un rato comunidades conectadisimas con realidades sociales, ni ... ¡Ya está! Que te digo, no estuve en redes, ni escuché, ni atendí a nada más que a mi misma y mis increíbles y cada vez, más fuertes, ganas de volar más alto. Así que, allí, mismo donde di el portazo, dejé el impresionante parque de atracciones que la Imagen corporativa debía estar trabajando. 

Pero llegas y cual aguja vieja, no quieres dejar hilo sin puntada, menos, cuando encima ves que dando el portazo, tomada fue la llave que está debajo del felpudo, para llegar hasta el artículo asombrado, por sentirse rodeado de miles de ecos.

Hala, a vista de pájaro

Bendito agosto que aún mantiene esperanza de éxito en la pompa de jabón que, lleva dentro, tamaño parque de atracciones. Entre espera y espera desespera el de la brillante idea y como quien no quiere la cosa, así que desde fuera ves como aprovecha para alargar hasta octubre o noviembre la ensoñación, aprovechando el entrevelas siguiendo a mansalva para aprovechar a quien, de forma automática sigue a quien le sigue (Quizá con esto aventures y quien paga se crea seguimiento e interés ¿Quien sabe?)  Lástima, eso si, del momento, justo cuando todas las apps externas asumen la erradicación del seguimiento automático por políticas del mismisimo Twitter. 

Parloteo corporativo que gusta tanto de hablar solo, paralizado, quien sabe, puede, que de momento.

Y, ¡Sorpresa! entrando por meneame y doblando la primera esquina, ahí lo tenemos, primeros mapas desenmascarando incongruencias de la arquitectura, número y estrategias de las tropas desplegadas durante el impresionante desembarco, eso si, y ojito al dato: Molesta y mucho debe estar la comunidad, cuando ya publica, con pelos y señales nombres y SEO semántico en direcciones de dominio.

Ay, ay de la pobre y desdeñada Imagen Corporativa que llora las tardes sola, como lloró el moro por la Alhambra y entre lágrima y lágrima, incrédula, debe ver mi mano haciéndole señas ¡Ven, ven, ven! no me seas altanera y ven a pasear por las calles de una urbe que descansando espera a comunidades enteras que no tomarán viaje organizado para dar click al Love a lo en "apariencia" bello pero que hace sufrir demasiado.

Recontra y contra

Ahora me encuentras, a posta, aprovechando lo que queda de agosto esforzada en despertar los músculos, del descanso, sin perder la relajación que sana hasta las cejas y entre ceja y ceja traigo pegado el post it que me recuerda que mi intención sigue siendo ayudarte a jugar y a jugar y a jugar ... fluyendo y fluyendo.

En Recontra me encuentras buscando que hacer con estos pelos, ahora que a dos segundos tenemos la vuelta y contra, me tienes deseando lanzarme a pasear por la urbe, dejando mi mano atrás repitiendo el ven pero, ocupada en fluir, fluir, fluir .. jugando y jugando contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada