jueves, 16 de enero de 2014

Imposibles en Reputación de Marcas

Imposibles en Reputación de Marcas


  • Imposible es creer que, de alguna forma, el hábito viejo te traerá cosas nuevas y así, por mucho que nos esforcemos en disfrazar, técnicas de conquista o impacto de ventas, con el palabro Branding,  aviso, en realidad, no se establecerá el núcleo relacional, altamente comprometido,  que da vigencia al concepto.
  • Imposible es intentar retrotraer el espacio de conquista a un estado de ausencia de experiencias ya compartidas, negación de la evidencia de una relación establecida no satisfactoria para alguna de las partes y la eliminación de la necesidad que ya no solo es conceptual, sino que logra ser gritada desde las entrañas.
  • Imposible es conseguir el LoveMarks reclamándolo con "grandes" argumentos o incluso, atiborrando de miedos las conciencias de los interesados.
  • Imposible es creer que un cuerpo, o estructura interna destruida por una Cultura del miedo y sus estrategias, logrará dar un paso correcto para dar satisfacción a una demanda nacional e internacional construyendo los valores necesarios para generar Reputación. 
  • Imposible es conseguir que un empleado asustado y aterrorizado cree e innove o sea capaz de trasladar belleza a lo que va a tocar a los grupos interesados en el modelo de negocio levantando el Valor Emocional que fideliza.
  • Imposible es conseguir construir Valor de Responsabilidad Social Corporativa desde un argumento simple como "Devolver a la sociedad, parte de lo que ella nos ha dado" creyendo que desde esa posición se creará confianza, sin reclamo o exigencia.
  • Imposible es seguir creyendo que tarde o temprano, todo volverá a ser como en la Era Industrial, y que solo tengo que guardar apariencias hasta que llegue el momento.
Imposibles son retrotraerse al pasado o vivir tranquilamente en futuros porque lo único posible es vivir el presente y el presente circunstancial es que la demanda es interna (aunque seamos serios, poco importa esta, cuando el consumo y el crecimiento están siendo ahogados) pero, también es externa, tan externa que son los mercados internacionales los que dieron cuerpo a la fórmula que pretende dar satisfacción a la demanda y hacia donde nuestros modelos de negocio, emprenden la "huída".

Reputación = Valor Funcional + Valor Emocional + Valor de Responsabilidad Social Corporativa


Un paso a frente y "Carpe diem", ahora, ahora mismo, si no quieres vivir, entre caras asustadas. Caras de  ayer, antes de ayer, del año pasado, del otro y del de la moto .. viene mi cabeza acumulando caras asustadas. Aparecen por todos lados, llegan desde pasados, casi remotos, donde sacaba cuestiones "extrañas" en clases donde se me enseñaba que siendo hermana de hijos de dioses, yo, por alguna "rara" circunstancia, no había heredado el ADN necesario para emular a hermanos mayores. Llegan desde ¿Quieres estar en escena? entonces, no acabo de entender porqué no resuelves la absurda cuestión de tus carencias. ¿Miedo escénico, con solución en trabajo, trabajo, trabajo? ¿Quieres Reputación? Ohh, si pero, eso es ¡Imposible! o solo es posible para quien no conoce las horribles decisiones que se han de tomar para llevar al éxito un negocio.

¿Horribles decisiones? ¿Acciones con intención de ser negadas? ayer, vale pero ¿Ahora? cuando todos los ojos se posan encima para detectar la mala praxis y con ella hacer bola para lanzar directamente la piernas de los ídolos que nunca fueron queridos más allá de lo que lograron comprar.

Le he tomado cariño, últimamente, a la palabra lástima. La uso para casi todo. Lástima me permite seguir avanzando aún a pesar de las reticencias de muchos. Lástima me permite retroceder a buscar a quien toma de nuevo la inciativa de volver a caminar vereda. Lástima, toma la sonrisa de quien sabe que no va a parar, a pesar de las circunstancias y lástima recibe a la necesidad abriendo los brazos para agarrar con fuerza lo que parecía perdido. Lástima es la única cosa que puedo usar ante el miedo de otr@s y desde ella, puedo decir, ven, ven, que aquí se está de vicio, con solo esperar un ¿cómo?

Lástima de miedos que abrieron heridas que, al ser tocadas, te hacen gritar ¡Uff que me lastimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada