martes, 20 de mayo de 2014

Momentos innolvidables desde el silencio
















Momentos inolvidables desde el silencio

Rompiendo la melodía y tirando los hilos que la vuelven a crear. Dejando espacios a los huecos donde el cambio de dirección es posible, tomándolo o no. Rumiando tensiones iniciales allí donde la creencia es la del cuento que sin palabras pasa un ángel o un desinterés, cuando la realidad solo espera ser transformada. Tensiones, sentimientos de culpa por la apariencia del "no estás haciendo nada", fingimientos de acción, fingimientos de interés que deben ser rotos para que nazca el valor de la reflexión. Ay, dolor cuando desaparece la intención y el goce, cuando el silencio no logra instalarse olvidando el "en que piensas". En que piensa la balada, cuando después del último giro se queda colgada de la aparente nada.

Ni lo rompas, ni te quedes, ni lo dejes, ni lo tomes, mejor espera y observa el campo lleno de infinitos caminos y baila, baila, baila que mientras dura el silencio, de una atacada, puedes salir al encuentro de nuevos momentos.

Un toque, solo uno que no quiero que se rompa del todo el silencio. Te espero en la puerta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada