jueves, 22 de mayo de 2014

¡No, no son lentejas!

Creen las calabazas que los higos son muy blandos y creen los higos que dura resulta ser la calabaza.

¡No, no son lentejas!

Entrando por el interior del blog a la derecha aparece una nota de Google, indicando, que todo lo publicado en el, es de su propiedad intelectual.

¡Pobre Google que tiene que sutraer los cuatro versos que no puede componer!

Luego llegan los que "más saben" o los que "más mandan" y estiman oportuno "legislar" que lo que yo y tu escribes, y te obligan a creer que necesitas un gestor, que no has pedido, para "defenderte" de los que visitan y enlazan.

¡Pobres legisladores que nada tienen que ofrecer más que lo que logran sutraer y que no pueden componer!

Creen los corazones viejos que todo lo que alcanza a percibir con su vista tiene sello de su pertenencia y convencidos andan de que, al torcer por la esquina no vista, podrán hacerse con todo lo que allí no habían visto.

Y yo, en medio.

Hay varias formas de mantenerse en la boca de un escenario cualquiera, una viene atada a la soberbia o la arrogancia de quien necesita aplauso para sentir llena, vaya usted a saber que carencias. La otra forma, es la que viene oliendo a misión en bocas místicas y objetivo en bocas más pragmaticas. La palabra misión la usa un poeta y yo, a ratos juego y rejuego a dar ritmo al movimiento de frases en el espléndido intento del cuentero que busca lanzar la pelota en medio de las idas y venidas de imágenes que buscan ser diplómaticas para que no revoloteén significados que tienen prejuicios con signos, así que, me quedo con objetivo.

Objetivo, para serlo, tiene que llevar pareja partitura de acciones lanzadas en formato de prueba, más prueba, más prueba hasta dar con botón que hace sonar el éxito, más, al día siguiente, otra partitura y otra más porque lo que ayer funcionó, no adquiere certeza de resonar en cabezas que, a pesar de los pesares y de todos los esfuerzos, no volverán a trillar los mismos caminos reflexivos en medio de la relación que se establece.

AraceliMasArte se viste de gala y de noche para visitar este blog y entre vapores creativos parlotea y cuenta experiencias, lanza propuestas y abre la ventana para invitarte a mirar hacia afuera que lo de dentro ya lo conoces y lindo, si, pero ¿Y si lo de fuera...? 

De día y embutida en traje de faena, se vuelca en Marketing de Experiencias y Team Building formulando y reformulado hipotesis que son puestas a prueba, recapitula y lanza resultados ocultando protagonistas.

Me lanzo y te cuento, puedes ponerlas en pie, exactamente de la misma manera en que yo y el equipo con el que trabajo lo hacemos. No hay nada oculto, nada que no pueda ser adquirido en formato de aprendizaje o en uns simple puesta a prueba, si no tienes tiempo o te satura la tarea, me llamas, me localizas y tal como viene a casa el señor fontanero a realizar rutinas que para mi son mundos enteros, resolvemos.

El objetivo queda expuesto, mi intención es darte herramientas para que veas que se puede. Se puede porque yo manifiesto prueba real del suceso y si no puedo, todo el mundo puede. En realidad, aunque lo parezca,  no soy autor, yo sigo siendo mujer de acción. Me localizas y resolvemos.

Quiero que vengas y leas, que compartas la visión que yo tengo, la adaptes y le saques jugo como a la misma naranja y guste o no guste, yo no he parado de hacer lo mismo con todo seguidor que me lanza a la cara contenidos variados, con la misma intención.

¡Porqué no, no son lentejas! 

Así que no me queda más que decir, por un lado, que, AEDE no. 

¡Quemo naves! no vendrá nadie a convencerme de lo contrario, ni dejaré que os timen con el valor de mis formulaciones.

Y con Google y tod@s los que llegan creyendo que se harán dueños de lo que es mío, responderé, nunca fue mío, sino de todos los que se acercan a leer, es más, lo que crees tener, no servirá de nada, ni en la copia, ni en la adaptación a oscuros o claros intereses. 

Lástima de creencia en falta de potencial creativo de todos y cada uno de los seres vivientes.


(Si es que me tenía negra, negra, negra todo este cuento de grandes que se quieren comer lo que creen que nunca podrán sacar de si mismos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada