miércoles, 1 de octubre de 2014

Momentos inolvidables desde lejos

















Momentos inolvidables desde lejos

Observador observado, allí donde los sonidos rutinarios mueren, donde a la lejanía sola la alcanza el silencio. Momentos de retiro donde te observas y te observan desterrando el miedo a no ser lo que se espera, a lo que esperas y que marcan segundos, horas, días y años de pérdida absoluta de tu propio cuento. Tu cuento y mi cuento. El cuento que nunca acaba envuelto en conflictos internos. Relaciones infernales donde siempre se espera, donde la espera nunca tendrá frutos, donde los frutos nunca son lo imaginado, nunca devienen en sabores que quisieras o allí donde lo que encuentras nunca tiene el sabor de la diferencia porque la diferencia solo es lo sospechas y no quisieras por si acaso tuvieras que mover tus entretelas.

Recomponiendo esquemas, acercándote, poco a poco, a tu esencia. La esencia que cuenta. La cuenta y la cuenta de lo que vales dentro y de lo poco que vales fuera. De lo que vales por fuera y que dentro no viene ni al cuento de lo que necesitas y buscas pero no encuentras.

¿Que más da a donde te lleve el viento? no puedes seguir atad@. Baja y charlamos, te espero a la vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada