miércoles, 25 de marzo de 2015

Érase que se era ..

De cuento, en cuento y tiro porque me toca viniste construyendo la posibilidad de dar mil saltos para diseñar contenidos obligando al avatar a mostrarse en la acción y el pensamiento, sin olvidar transformarse, cuando las circunstancias lo requieren, permitiendo robar de la esencia del que inventa sin que puedan identificarse los núcleos de donde provienen.

Volando va, volando viene y por el camino saltaste conmigo por sufijos, prefijos, binomios y otros hasta que no cabe la menor duda de que, guste o no guste, la creatividad eres tú y no hay nadie que pueda quitarla, robarla o hacerla desaparecer del todo. Más, si aún crees que no puedes más te cuento y recuento que a pesar de los miles de esfuerzos por hacerte creer que no eres, no hay salida porque yo si que lo veo en ti, yo si que lo veo en todo y solo con un pequeño soplo, encaramada a las ventanas y dispuesta a salir por ellas convertida en humo o montada, si es del gusto, en tradicional escoba, te digo, que a solo un paso y de un salto me voy a jugar a los charcos hasta que la envidia te corroa tanto que no tengas más opción que pedir que alce mi mano para ayudarte a salir danzando.

¡Hey! ¿Que es difícil? Cuéntale a los que van solo corriendo detrás del dinero, cuéntamelo a mi cuando la dirección me marca solo ese camino. A los que solo corren detrás de los cuentos, cuéntamelo a mi cuando varada me quedo y entre línea y línea no encuentro por donde saltar a los senderos. A los que temen al miedo, cuéntamelo a mi cuando descubro la cara del terror pintada en mi cara. A los que huyen de lo nuevo, cuéntamelo a mi cuando de viejas mañas me dicen que solo encontrando esas alas doradas puedo visitar altas montañas. A los que atados están bailando en las playas, cuéntamelo, cuéntamelo a mi cuando solo anhelo el olor a maquillaje, tablas y telas viejas abriendo a otras realidades.

¿Que es difícil? no más que dar el primer paso para estimar como cierto que es más fácil lanzarse en patinete por la Vía Láctea más que desear y esforzarse en cambiar un ápice la dirección marcada en los objetivos de las personas que te acompañan.

¿Que es difícil? no tanto como elegir probar herramientas hasta dar con la que es válida para cincelar, esculpir y fijar lo que deseas.

¿Que es difícil? no.

Saber por donde sopla el viento y elegir ¿Voy en contra o a favor? para pasar a dejarse llevar por la experiencia elegida, observando la pauta para poder extraerla y contarla, porque, a fin de cuentas ¿No pretenderás ir en contra o a favor del viento, sol@? Aburrido, cuanto menos.

Todo esto para contarte que si, que si que seguiré con los cuentos pero ¿Que tal si abriera apartado para que pudieras comprobar como ponerlos en pie, sin que te tengamos que curar una torcedura?

Vamos que nos vamos. Esta sección de cuentos, en breve, brevísimo sufrirá un pequeño ajuste ¿O, en qué crees que he estado todo este tiempo donde palabras pocas y aquello donde crees que te perdiste?

Torpe o torpemente, da igual cuando son todo comienzos pero a danzar que nos vamos y entre paso y paso ya crearemos un ritmo nuevo, aunque volveremos a ratos a visitar a Juanito, el de los rododendros. A Pepemicroganismo y sus desvelos. A desayunar con lidas ratonas "coloras, coloras" y a tomar aviones para dejarnos caer por áuras de submarinos con olor a fresa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada