lunes, 27 de abril de 2015

De la convención escénica a Imagen de Marca

Estima, estimando construirte extrayendo características y darte, ahora, al darte debes tener consciencia de que no hay nada más estimable que tener absolutamente claro, que es y que no es, la coherencia.

Coherencia de principio a fin o ¿viste alguna vez personaje en escena montada que la incoherencia no levantara desprecios o risas que no van y no vienen bien al cuadro? Increíbles personajes que llegan a la fábrica para dar rienda suelta al juego de ser obrero, con las uñas pintadas, la ropa comprada en "Caramelo y cuentos",  más pelo lamido con hermosos tratamientos de oro, perlas y claveles reventones. Dime y dite ¿Y si fuera la niña del dueño que busca aprender desde abajo todo el proceso? Existiría coherencia. No la encontrarías si toda la infraestructura se empeñara en hacer creer a los demás empleados que es lo que no es, cuando al oír como se queja de la uña rota, el encargado de turno se acercara a mimarla y le pidiera fuera a descansar para que no se rompiera. Juega y juega. Di que asciende, por meritos del saber donde tiene atada la cartera, valor tuviera una escena donde, aquel que no valoras, llegara a contarle el valor de exitosas herramientas y la recién y espléndida directora de compras, ascendida por "méritos" altamente reconocidos por todos los que están por encima de los mandos intermedios, se levantara diciendo "un momento, por favor, voy a hacer una consulta" para regresar a espetar "Lo siento, nunca hemos comprado nada de eso".

Y aún, así, después del cuento, podría decirte que sigue habiendo coherencia para un equipo de trabajo escénico ¿o no he arrancado una sonrisa sarcástica en tu asombrada cara?  Upsssss hemos llegado al núcleo del secreto que diferencia a las artes escénicas de las construciones necesarias para transformar a Imagen de Marca, sea esta EmployerBranding o sea que quieras saltar al ruedo como LoveMarks.

Cuando saltas a escena, el objetivo principal es impulsar la reflexión a fuerza de poner debajo de los focos que captan tu atención de aquello que hacemos o dejamos de hacer para que puedas entender el juego de la causa y el efecto.

Cuando saltas a las escenas donde lo que vendes es proyecto, la motivación es otra, va más por el mírame y úsame para enriquecerte mientras me enriquezco generando Valor Funcional. Permiteme crear belleza para que tú también puedas crearla y generar con ella Valor Emocional y de juego, al abordaje de la tan buscada y no conseguida expresión de Valor de Responsabilidad Social Corporativa porque de la ida y la vuelta por los primeros valores llegarás a crear esta.

Otro paso y levantas Reputación.

Y ahora regresa y dime ¿Imagina el cuento escénico anterior en medio del proyecto empresarial X? ¿Cuéntame cómo levantas Reputación ante tamaña falta de coherencia? ;-)

O asúmelo. Ay de la Imagen Corporativa llena y rebosante de niveles de incompetencia, danzando, danzando, danzando para crear Imagen de "chic@s Martini" recién sacados de tiempos de universidades ocupados en fiestas que bla, bla, bla y no han logrado crear la percepción de coherencia, de principio a fin.

Amor de mis amores, entendidos como frases motivacionales que venden palabras pero no logran vender acciones que comprometan relaciones estables, ni con empleados obligados a fingir que creen que son amados. Más usuarios enmarcados en el tejido externo que de boca a oreja solo pueden despertar gracietas en interlocutores que buscan comprobar si el Love, love, love, love que te llega en forma de caja de galletas publicitarias, es cierto.

Uhmmmmm!!! mejor vamos a por tener presente aquello de la coherencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada