jueves, 17 de septiembre de 2015

RSC, publicidad Vs la irresponsabilidad cuando se trata de otros

O  aquello que, se tarda en ver, cuando hablamos del poco impacto e interés que despiertan los conceptos publicitarios en el posible interesado. O, la sonrisa cínica que se enmarca en la cara del que se interesó, trabajó o trabaja desde donde se emite el mensaje.

Y es que hablabamos y hablamos de RSC y construcciones LoveMarks, por algo o, aquello de puedo amarte o no amarte por momentos, google.

Aún dejó esos tres o cuatro segundos hasta ver como aparece la nota de "Saltar la publicidad" pero, reconozco, que detectada la "Marca" tarda horas y hasta días en desaparecer el desagrado producido por esa aparición inoportuna que mantiene mi mente ocupada en detalles "absurdos" como aquello de "Lo mejor para tu mascota, lleno de azucares que las convierten en diabéticos" "Belleza, de la que genera urticaria" "Carnes, de las que crean obsesidad" ... productos varios que prometen pero que ni siquiera logran cumplir con el Valor Funcional y que, de forma sospechosa, llegan a nuestro uso, cumpliendo con todos los parámetros de calidad establecidos por estructruras de control que, básicamente, se han creado para nuestro cuidado y beneficio. Nuestro beneficio; tan beneficiosos como anuncian que son todos los mensajes implementados en el soportes de ventas que viven agotados porque a la hora de los espacios publicitarios, la costumbre empieza a ser, saltar la página, levantarse a realizar tareas cotidianas o generar apps para dejarles hablar, hablar, hablar y parlotear por allí, mejor que por donde yo pueda oírte.

Proyectos empresariales que nos acompañan y que pareciera que hacen que nuestra vida gire en función de ellos que, con tanto esmero se esfuerzan en satisfacer nuestras "necesidades"

Necesidad económica y sustento, cuando trabajamos para ellos
Necesidad de consumo cuando queremos hacer uso de sus ofertas.

La comodidad se la arrogo pero, la necesidad satisfecha, aún está por ver, en todos y cada uno de sus aspectos. Agradecimiento, bueno, pero precaución máxima cada vez que te acercas a ellos o, aquello de la búsqueda incesante de una negociación molesta donde si pueden ganar todos, estupendo, pero donde ha prosperado el Arte de la negociación donde ganar es, pero para el modelo de negocio y bueno, ya veremos, la forma de hacer "creer" que la ganancia también es para el otro.

Y que yo lo expreso y te lo muestro, pero aún no naciendo palabras en las bocas de quienes sufren el juego de los modelos de negocio, sin embargo puede generarse la acción de dar la espalda, sin compasión a semejante tonteo. Un paso más y penalizaciones, o, como gusta el sabor de esa palabra ante los "usuarios perversos" o "trabajadores malvados". Y cuando ya no valen esos argumentos porque ofender ofende quien puede y no quien quiere, el lloriqueo, ese lloriquero de "te gusta el soporte informativo, cultura o de ocio y yo no puedo dártelo sin que los empresarios apuesten, porque vean el beneficio de sus inversiones en publicidad"

Upppssss o LoL como dicen mis amigos de los MMORPG, seamos serios o no, la realidad es que son los grandes inversores en publicidad, esos que deben decir, repetir y hacer uso de la neolengua para que les crean, los que necesitan de los soportes informativos, culturales o de ocio para poder introducir, a la fuerza o no, sus mensajes, esos mensajes que sus acciones se empeñan en contradecir.

WTF del emcumbramieno del Arte Marketero que considera éxito eso llenar de benficios a dos o tres en el proyecto mientras vende pérdida segura, como una gran ventaja.

Más el WTF del como se cuela Marketing por los entresijos de RRHH con campañas "bien" orquestadas de RSC y EmployerBranding  reclamando amor por compromiso a través del plato de lentejas donde ya ni se las ve, ni se las espera, a las lentejas, digo.

Querido Google, queridos soportes de papel y TV, no son los usuarios, no son los empleados los perversos y malvados y aún en descargo de Marketing digo, por más que se empeñe la neolengua, por más esfuerzo que pongan las juntas directivas

"Se coje más pronto a un mentiroso que a un cojo" y os han pillado.

Gírate pues soporte y reclama, reclama pero a los que llegan ofreciendo el oro y el moro en sustentos y satisfacción de necesidades que cumplan, al menos, un mínimo, con el Valor de Reputación de Marcas correcto.

WTF ¿Penalizaciones?  Uhmm si de necesidades va el tema, reitero, son los negocios los que necesitan soportes informativos, culturales y de ocio y, va a más, estos soportes ¿Quien los crea? ¿Ellos? por el momento, solo veo esa creacción en el usuario y el empleado.

¿Empleado? o aquel que se va con información relevante, despedido porque los grandes pensadores y estrategas de los modelos de negocio, a pesar de sus caros masters, sacados en el extranjero aún no han conseguido desentrañar todo el conocimiento de conceptos tan básicos como cuentas de prevención y aprovisionamiento, solo pudieron sacar ese valor hasta sus ejercicios contables que, claro, por cuentas, solo logran agrupar materiales y mercaderías y no valores intangibles y de mucho más coste para las compañías y, que, en apariencia por ignorancia o falta de entenderas, sospechosamente se deshacen del talento, ese que crea información, cultura y ocio.

¡¡¡Se la vie, Google!!!

Shistsss ... Silencio, que están trabajando los irresponsables cuando se trata de los otros y no de la cuenta de beneficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada