martes, 13 de octubre de 2015

Momentos inolvidables desde quiero y no puedo

Momentos inolvidables desde el quiero y no puedo

Que de deseos de cambio llegan imprevistos que contemplas o con cara de ¿Me lo creo o no me lo creo? o desde el más íntimo de los desesperos. Planificados todos los momentos en un sube y baja de ahora te cuento y ahora me desperezo. Ahora me río y juego y después me siento a leer de donde vienes y a donde vas para volver a enredar una reflexión a otra con la que volcar palabras en cualquier esquina. Todo atado y bien atado para poder volar hasta tu encuentro y zassss ¿Fontanería? ¿Que es eso? tubos que no encajan, aguas que van y vienen por todos los huecos, la casa llena de gente que hablan de martillos, de gomas y siliconas que susurran palabras que tu creías lejanas a tus rutinas diarias y que te acercan a la increíble experiencia de quienes se esfuerzan en que todo sea calmo para que tú, te sientes a la mesa y teclees tranquilamente sobre un teclado

Extraños momentos, inolvidables por extremos, cuando para ti extremo era vamos, vamonos a dar un paseo por la Vía Láctea, mientras abajo el jijijaja solo parecía estar en manos de quienes tomaban la copa de vino para acompañarla con una aceitunita o un trozo de buen queso.

Vente, vente, vente. No puedes perderte la experiencia. Acércate que hasta la puerta permanece abierta y no necesitas repiquetear timbres y maderas. Mañana te seguiré escribiendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada