lunes, 11 de octubre de 2010

Evolución en las formas de relacionarnos

Resulta algo "extraño" hablar de Marketing relacional y Branding en redes sociales. Quizá porque la percepción de estar haciendo Marketing relacional y Branding corresponde al mismo status donde te estás moviendo.


Reconozco el grito en el mercado y fue una opción válida durante un tiempo. Reconozco que seguirá vigente y que las empresas, seguirán emitiendo esa voz, en espacios y tiempos que sean precisos. Reconozco, la orden, las consignas envueltas en seducción de los mensajes publicitarios y soy consciente de que esa voz, seguirá existiendo y siendo usada en espacios y tiempos precisos. Pero reconozco una evolución en el consumidor que ha oído demasiados gritos, ha sido engatusado por demasiadas consignas y que agrupa demasiadas experiencias que le permiten hablar de incongruencias de forma constante. 


Reconozco haber vivido perpleja la aparición de internet, recuerdo haber pensado, cuando todavía no era más que una calle comercial, que tendría poco éxito si copiaba las formas de otros medios. El interés, que despertaba era mínimo en mi "Para  pasear, ya tengo la calle Preciados, Velázquez, Goya o cualquiera de esas miles de calles comerciales en cualquier pueblo o ciudad". Recuerdo, cuando se empezó a comentar las posibilidades de comprar online "Está, bien pero ..." Pero, recuerdo cuando oí hablar por primera vez de chats, messenger y correos electrónicos "Es el camino que debe tomar, el de la comunicación y la interacción". Pero fueron los blogs y las redes sociales, los que me insinuaron que el cambio estaba aquí ya, ahora, y sin duda alguna.


Mi actividad pretendía alejarme de las acciones en internet pero mi curiosidad mató la resistencia que abre al conocimiento. Mi primer gran amor en redes sociales, fue Linkedin, es sencillo y te permite obtener relación, debate y diálogo con un gran número de profesionales. El carácter de colaboración me hizo percibir la visión que traen los creadores de estos soportes. 


Puedo decir, sin miedo a equivocarme, que Linkedin es mi marido, mientras que Twitter se ha convertido en mi amante.


De la organización de eventos tipo a la evolución que hemos imprimido en mi ámbito laboral, tienen la culpa, todos estos elementos. Percibir el mundo, desde la óptica del que habla, a sentir que, ahora, también debes escuchar. Organizar un evento era guardarte, en secreto, la sensación de que se estaban desaprovechando estos contextos. Saber las herramientas que maneja el arte es saber mucho de generar relaciones. Ser artista de las artes escénicas te provee de una percepción global que no entendía porque preferían gritar, lanzar consignas y no interaccionar. Durante años, en mi actividad, organicé eventos, que sutilmente personalicé con lo que di en llamar la personalidad global de una empresa. Guardé mensajes que pretendían lanzar  incluyéndolos de forma secreta en los contenidos de los espectáculos. Recuerdo, empresas, que preguntaban ¿que haces? y yo les dije, personalizar. ¿Que haces? hacer que todo se convierta en una experiencia para que puedas compartir. 


Editar en blogs te permite explicar con más detalle. Estar en redes te permite relacionarte. Organizar un evento te permite relacionarte. Ver lo que está pasando en el mercado es asumir que ahora las relaciones son fundamentales. 


Recurriendo a Linkedin os transcribo mi intervención en un debate que intenta hablar de los lugares que ocuparan ahora, gritos en el mercado, consignas sugerentes y la nueva forma de ver la relación de las empresas con empleados y clientes.


"Creo que en este sector se sufre de algo que sufren los artistas en épocas de entrenamiento y formación. Tú tienes un cuerpo, una mente y unas emociones que funcionan como les viene en gana y has de ponerlos, a todos, a trabajar para conseguir, un solo objetivo, la comunicación de una historia y la transmisión de un mensaje. De repente cuando das prioridad a un aspecto, el otro se descontrola. El artista debe luchar contra la ilusión de creer que puede controlar su cuerpo por partes, su mente por partes, sus emociones por partes y todo por partes, cuando llega al convencimiento de que es sólo un cuerpo y es solo una dirección a la que puede obedecer y aprende a dar la orden que unifica, termina el proceso de formación y entrenamiento. 


Una empresa, desde mi punto de vista, funciona igual que un cuerpo que además de ser físico, posee mente y emociones. Mientras no se pueda ver así, seguiremos preguntándonos que debo mover ahora y que debo olvidar para hacerlo. 


Mientras no veamos empresas como entidades que poseen Valor Funcional, Emocional, de RSC y no seamos conscientes de que si no se mueve alguno de ellos no conseguiremos una Reputación óptima. No podremos ver que es preciso un vendedor, bien formado y orientado a conseguir Reputación transmitiendo los valores que construyen la historia y la cultura de la marca, en el punto de encuentro. Un director de Marketing, bien formado y orientado a conseguir Reputación transmitiendo los valores que construyen la historia y la cultura de marca, desarrollando estrategias. Un director de RRHH ... un empleado ... un distribuidor ... un técnico ... un publicista ... un organizador de eventos .. y un ... Mientras no lo veamos, no se estará en la corriente de complejidad que ha cambiado el aspecto y el funcionamiento del consumidor y del mercado. 


Si puedo seguir con la comparación del mundo artístico con el mundo empresarial hay dos puntos a tener en cuenta de vital importancia: Comunicación de una historia porque ella contiene Valor Funcional, Valor Emocional y Valor de RSC, transmisión de mensajes y diálogo interactivo. 


Ahora, si de lo que va realmente este debate es de quien será la estrella en las empresas a partir de ahora, aventuro, que todos quedarán bajo las órdenes del departamento que gestione el concepto de marca, si la empresa desea permanecer en el mercado, sin duda alguna. 


Y me adentro más indicando que si bien es preciso comenzar un entrenamiento en el arte del cambio, en realidad el cambio, no es el concepto adecuado para designar lo que terminará convirtiéndose en el arte de la transformación constante". 

Debo decir que yo me siento, en estos momentos, una privilegiada, creo que los soportes que pueden trasladar de forma coherente estas necesidades nuevas, pasan por los medios online y los eventos. Creo que son los medios que pueden soportar la transmisión de gran contenido y convertirse en soportes que aguanten la interacción y relación con las marcas.

¿A que Linkedin es adorable? Lo sé, me pasé con el post pero es que Linkedin es así habla y habla y habla y no para. Lo adoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada