jueves, 15 de marzo de 2012

Esto va de actores, aunque parezca lo contrario



  • Pero, eres actriz ¿Porqué no gustas de casting? 

De los dimes y diretes de la profesión de una que vive en el mundo escénico, a las miles de preguntas que se hacen las personas que no viven el mundo del Arte. 

De cuantas preguntas me hicieron obtuve respuestas antes enrolladas en sufrimientos, goces o luces y sombras de una profesión que amo más que a mis necesidades de llenar vanidades, arrogancias o ganar contiendas que superan realidades hasta ser colocadas en espacios de fantasías ambulantes. 


  • No, puedes ser actriz, no eres famosa. No sales en la Tv.

Soy actriz y después de correr detrás de éxito para darme cuenta de que solo huía de pobreza, me sugerí saltar de la actuación a la dirección para dar esquinazo a semejante entuerto hasta, que me encontré, con que en vez de correr detrás de éxito, corría detrás del dinero, así que elegí producir para darme de bruces con la censura de los mercados, y terminé determinado que mejor pruebo a diseñar aportando valor, ofreciendo utilidad para volver a sembrar el campo y lograr que vuelva a florecer el Arte, ha sido una aventura, cuanto menos, sufrida pero gratificante. Y a pesar de tantos caminos, que te digo, que te digo, que te digo "Yo sigo subiendo a escena" día, sí y día también, allí donde mis esfuerzos viven corriendo entre telares viejos o revisando contextos hasta trasladarlos a otros entornos compuestos de elementos escénicos. Allí, siguen mis pasos persiguiendo la semilla de, aquella verdad, que percibida con mente de cría, quiere ser contada y dialogada con tod@s los que estén dispuestos a revisar los espacios vacíos, donde se nos habían pasado por alto, soluciones varias y aunque esas soluciones parezcan venir de mente afiebrada, no es más que mi alma creativa que se agarra al Arte para qué y según en que tonos diplomáticos, envolver en tules y vaporosos humos miles de cuentos para que lleguen mensajes avalados por millones de contenidos que están dispuestos a tomar vida y que tú, desde tu cómodo asiento, valores en infinito mundo de las probabilidades que desatarán, sin duda alguna, la más hermosa de las potencialidades que como ser humano guardas, entre cajones olvidados y a fuerza de llanto cerrados.

De camino, eliminé el deseo que adorna las galerías de las vanidades, no hay telas, ni entretelas que logren calmar mi deseo de contarte para cambiar lo que es mejorable por un aplauso cualquiera o la aprobación más lastimera. ¿De que le vale a un actor que reconozcas su cara, si no puedes reconocer su alma?. De camino, abandoné la espera de quien solo puede vanagloriarse de su participación en la creación de un CV que puedas reconocer en películas, series y cuentos varios ¿De que le vale a un actor que conozcas solo personajes sino puedes reconocer con él,  tu mundo de posibilidades?. De camino ,olvidé las ganas de correr detrás de dinero ¿De que le vale a un director que tu veas solo un cabeza de cartel, sino puedes entender el mensaje que moviliza tu alma?. De camino, estimé aquello de dejar correr detrás de las medidas que cuantifican un éxito ¿De que le vale a un director medir audiencias, si dejas en el tintero aquello que aporta valor real?. De camino, consideré que no tomaría elección por estimación presupuestarias y la selección de colores en función del número de contrataciones ¿Que tiene que ver esto con el Arte?

Del cuento de la supervivencia a la verdadera utilidad del Arte

No es real que yo, teniendo un Valor estimable como artista busque aquello de vanagloriarme por salir en serie, debate, película o publicidad que vende lo invendible y luego, termine soñando que compensaré responsabilidades emitiendo discursos, más o menos, aceptables que buscan la imposible reflexión, en entornos despistados y perdidos en sufrimientos o goces.

No es real que yo, estimando el Valor del Arte juegue a seguir despistando convirtiéndome solo en aquello que tú admiras pero no conoces y encima, me guarde todo los beneficios que podrías obtener siendo parte de mis conocimientos y experiencias guardadas tras el glamour que venden cuatro fotos y tres cintas que pueden descargarse. 

De los dimes y diretes entresaco los hilos que anuncian que detrás del aplauso, quiero más que te quedes a charlar conmigo revisando contenidos que, esconderme de la mirada ávida que te veo ... que te veo y que queda enganchada a las palabras y a la pieza que has tenido en tus manos para ser desbrozada.

No hay compromiso artístico más grande, que aquel que se empeña en ser parte de ti , ayudándote a crear collage para que puedas probar. ¿Porqué iba yo, teniendo tanto en mis manos, a renegar del Arte?

¿Porqué iba yo a sufrir casting para atormentarte con acciones fingidas de realidades en las que ni tienes tú parte, ni yo tampoco y que solo sirven a cuatro que buscan un comportamiento exacto al que dibujan sus miedos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada