miércoles, 4 de junio de 2014

Y dime ¿y si empezamos de nuevo?


¿Y si de vueltas y revueltas comienzas de nuevo? ¿Y si, dándo la vuelta a la tortilla te encuentras, cuando por mañas de mil demonios crees que no hay nada rescatable de un juego y eliges volver a empezar?

O de la semana en la que todo gira alrrededor del juego de las palabras y el ¡Contenido! ... ¿contenido? Pero, dime, niño ¿Donde te escondes? Que hoy empezamos y mañana nos vamos lejos, pero muy lejos aún cuando las palabras parezcan tejidas, aparentando ser más de lo mismo o la misma tela o, cuando la tela se encoje o estira deformando todo el contexto para trasladar en que estás porque sabes que a nadie sentado y leyendo, sentado y viendo está dispuesto solo a ser invitado a observar el mismo cuento, sin percibir que la aventura cambia, como cambia cada mañana la luz del día y por la noche, aunque todos los gatos, creas que son pardos, de pardos tienen, lo mismo que mi linda gata blanca.

Repite en cada sesión el actor viejo, la misma tonada. Copia y pega cada bailarín la misma frase de texto y salta el replay cuando aquel que sube a unas tablas elige bailar las frases que tanto te encantan. Repite y no repite para que tú, no te me quedes pintad@ en la sala de butacas.

Repite la palabra y baila por gigantescas partituras de acciones rescatando de su vida, la propia vida que da vigencia y valor al suceso que habla de quien quiere expresar y quien quiere escuchar, sentir y hasta ser la misma expresión de lo que le cuentan.

Notas:

Do  en clave de descubrir el Santo Grial en una mota de pintura
Igual esto resulta muy cómodo. Pero lo bueno, viene luego: El fotocol,  los flashes de miles de fotógrafos, las huidas en coche de los paparazzi, cenas, comidas, fantásticas giras de conferencias por todo el mundo.  Pero ¡Qué despiste! Todo esto es para los Oscar.

Re en clave de recorrer la Vía Láctea en patinete  
El patinete es la clave de Sol, está claro que nos permitirá pasear despacio, observar los detalles. La cara triste de la luna, la caída de hombros de Saturno, recibir el abrazo de la osa mayor. Esquivar cualquier incómoda lluvia de meteoritos lo tenemos más difícil, pero gozar del frescor de la nada será estupendo. Lo malo es que ¡Menudos pelos!

Mi en clave de rodear el aura de una fresa en submarino
Un poco estrechos en el submarino pero esparcimiento espiritual, paz, armonía, un Kit Kat. Luego, escribimos un cuento infantil, lo registramos, lo montamos, lo ensayamos, lo ponemos en pie, lo estrenamos, recogeremos miles de aplausos y seremos nominados a los Max. Y a la vez, publicamos un libro de auto ayuda, lo convertimos en Best Seller y nos hacemos millonarios. Sin problemas  con los pelos no pasearemos la alfombra roja de los Oscar, pero podremos asistir a las fiestas privadas del evento.


Fa  en clave de rescatar la lágrima que cae del Pierrot de papel
Momento bucólico que comentaremos a la luz de la luna en el porche embellecido con rododendros de la casa que Juanito tiene en Australia. Guardamos la lágrima en un bote de cristal y nos curaremos con ella de todos los males de amor que tengamos que sufrir aún, compartiendo chácharas de momentos íntimos. 


Sol en clave de tomamos unas cañas y te cuento todo
Acabo de aterrizar en Madrid, te llamo al móvil y quedamos en un ratito pequeñito, pequeñito.


¡Valla, nos faltan La, Si, Do!   ;-) y tenemos material para otros cuantos miles de cuentos y cuentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada