viernes, 2 de marzo de 2012

Branding y la Imagen de Marcas


Si poseo la certeza de que Branding debe quitar protagonismo a Marketing en la implantación de Responsabilidad Social Corporativa, porque Marketing asume, sin control, los deseos de la Imagen Corporativa y cumple a raja tabla, con las acciones que sean necesarias para conseguir rentabilidad al coste que sea, es porque sospecho y mi sospechas, cada vez se muestran más ciertas, de que una estructura jerarquizada se mueve rápidamente en entornos de conquista, no en vanos, tod@s sabemos que decir y que no decir para atraer lo que te interesa pero, muy pocos, conocen el secreto para permanecer en una relación de igual a igual, manteniendo coherencia entre las acciones y el discurso que emitimos. 

Las "tonterías" del Branding, son los obstáculos a los que Marketing nunca pudo dar solución real. Marketing nunca consiguió una fidelización y nunca consiguió la confianza necesaria para soportar una relación más allá de la primera crisis, o de las tres o cuatro, que te toleran un "Esto es así y te callas" o bien, a base del chantaje, las acciones de limitación del otro o el desarrollo de las habilidades de un perfil seductor que abotarga el pensamiento y que busca solo obligar a pensar que no hay otra opción o la mía, es la única. 

Ahora, te digo, Marketing no consiguió nunca fidelización y confianza, por lo mismo que Branding, relegado o ubicado en el mismo pensamiento que busca solo satisfacer el objetivo de la Imagen Corporativa, tampoco conseguiría. No hay salida real al espacio de exigencia de un mercado global que pide, para dejar de llamarte pig, que construyas un Valor Funcional que realmente sea útil para tod@s los interesados en tu modelo de negocio o propuesta. Un Valor Emocional que logre trasladar belleza en, todo lo que emita o se pueda tocar de tu Valor Funcional, y un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que pide que tu proyecto enriquezca a todas las partes interesadas. Si quieres Reputación, debes acometer seriamente su construcción. Si quieres ganar, un poco más de tiempo, no lo tendrás y a pesar de los vaivenes políticos y sociales que ahora acometes intentando parar o movilizar el pensamiento del otro y no el tuyo propio, no hay movimiento que puedas generar que, por mucho que se empeñe, te haga regresar a los pasados éxitos y solo termina quedando la sospecha de que lo único que tienes, es el control sobre un aquí y ahora que puede construir un mundo donde estés o que te haya soplado lanzándote al olvido, porque no eres tú solo, es todo lo que se moviliza a tu lado, lo que debes empezar a ver, te guste o no el nuevo paisaje, donde ya no eres el centro del mundo. 

Delicadas pasiones que son truncadas

Querías globalización, antes de apuntalar las relaciones de tu entorno. Una corriente de conquista, siempre, se mostró vulnerable en los espacios conquistados, a los que no prestó atención, creyendo que la muestra de fuerza era suficiente para mantener a los grupos que allí vivían atados al compromiso impuesto. Disolver las revueltas desde el punto de vista Corporativo parecen fáciles atando cabos de control, pero la realidad, vuelve imposibles los puntos de encuentro, hasta el punto en que las cúpulas jerarquizadas se debilitan y caen arrastradas al pasado, del que miles de fuerzas se empeñaran en lograr, que nunca más regrese. Si la torpeza se muestra en tomar lo que quiero pero que no voy a cuidar, por la fuerza violenta o la fuerza seductora, no tiene ningún valor la estrategia una vez ya ha sido devuelta ¿No resultaría más cómodo asumir las acciones que demanda una relación comprometida que disponerse, de forma constante, al pensamiento de lucha y batalla para todo tu tiempo de vida? 

Si mi pasión pasa por quererlos a tod@s para sostener mi rentabilidad en función del crecimiento imparable, mi única opción real de éxito, es la de asumir compromisos verificables y de obligado cumplimiento, en todas partes, porque al más mínimo desmán, la devolución negativa llamará a tu puerta y si son tantos, obtendré millones de devoluciones como tsunami imparable, desde redes o, y esto es muy importante, desde otra parte. 

Querer Imagen de Marca, es querer ser aquella inmensa montaña que, a pesar de los pesares, queda intacta cuando las mareas suben sin pausa y para conseguir el éxito de semejante empresa, hay que estar dispuesto a eliminar la avaricia de todo el tejido, porque es la avaricia, la que aún sin quererlo, terminará por limitar y dar con el fracaso a todos tus esfuerzos buscando ser el gallo de tantas gallinas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada