viernes, 26 de abril de 2013

Branding y RSC, aquilatando un valor incalculable

Branding es el departamento que falta en la intención de quien ve que cualquier proyecto o modelo de negocio que se precie y que tenga intención clara de permanecer en los mercados pasa por generar los canales adecuados que le hagan percibir con claridad, prácticamente a tiempo real, la necesidad de Valor Funcional que aparece en individuos o comunidades habilitando la posibilidad de dar solución real a la demanda permitiendo la innovación estratégica que puede trasladar belleza desde el inicio hasta el fin de la relación que se establece, mientras levanta un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que transmite con claridad, la intención de enriquecer a todas las partes interesadas de igual manera que a si misma, sosteniendo esta dirección como promesa de obligado cumplimiento.

Branding obtiene:

Un Valor estratégico de diseño, desarrollo e implantación de producto y servicios infinitamente mayor al "extraído" por los métodos clásicos de la Imagen Corporativa que, responde con más fiabilidad a la necesidad, eliminando los costes de la generación de necesidad.

Un valor de fidelización que supera ampliamente las expectativas de una Imagen Corporativa ocupada en trasladar mensajes o encontrar argumentos para ser aceptada, a pesar de no ser ni siquiera querida.

Encuentra un valor de confianza extrema por medio de la transmisión correcta de la intención de estar comprometida con el enriquecimiento económico propio pero, a la vez, con el enriquecimiento económico de los demás grupos con los que se relaciona.


Si la fórmula trasladada al comienzo de mi entrada a redes fue:

Reputación
=
Valor Funcional + Valor Emocional + Valor de Responsabilidad Social Corporativa

Hoy traslado que, la fórmula en la que trabajo, junto con mi equipo, para implantar ese código de aperturas reputacionales, pasa por crear:

Branding en el tejido empresarial


  • Creación de equipos de trabajo de alto rendimiento que puedan generar y cuidar los tres valores fundamentales con los que obtener Reputación.
  • Gestión de equipos por liderazgos creativos.
  • Y Marketing de experiencias en los puntos de encuentro con empleados, clientes y otros grupos interesados.


Y además, no me cabe la más mínima duda de que siendo herramientas eficaces que abarcan un amplio espectro del tejido empresarial logran un cambio radical en toda la estructura generando un valor incalculable y desarrollan posibilidades de éxito real en la consecución de la Reputación, más la creación de contenidos únicos y diferenciadores. Haciendo del diamante en bruto que encontró la Era Industrial, un hermosa, bella y perfecta joya que adquiere el valor real que tienen las propuestas empresariales que facilitan las condiciones de vida a los seres vivos a los que debe su propia existencia. 

Del diamante en bruto de la Imagen Corporativa al tallado de la Imagen de Marca

La Imagen Corporativa acumula beneficios económicos y cotas de poder, mientras, a día de hoy todas las bases donde se sustentan empiezan a caer o desplazarse lentamente, sin ningún remordimiento ante la posibilidad de que ese movimiento la haga caer. No hay remordimiento, ni siquiera un sentimiento "compasivo" o de "necesidad" perentoria, cuando se percibe la caída inminente, con todos los esfuerzos y gastos que se han realizado para conseguir esa vinculación o fidelidad que han tenido que ser secuestradas con miles de ofertas.

 La compasión, exigida ahora, estuvo y sigue manifestándose cuando aparecen devoluciones, en apariencia negativas, en los puntos de encuentro, venía de la mano de quien se sentía molestado y de quien podía leer la importancia de esa molestia y los recursos que se contaban por millones, a los que nunca se prestó atención. La fidelización, exigida ahora, no tiene más camino, para llegar a ella, que manifestarse en la estructura, como la intención clara de ser un miembro influyente por comprometido con la comunidad.

Del diamante en bruto de la Imagen Corporativa al tallado de la Imagen de Marca solo hay un paso y una decisión que tomar, querer convertir el diamante en bruto en una pieza de valor incalculable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada