viernes, 5 de octubre de 2012

Branding enfrentando retos

Cuando releo lo que escribo, suelo emplear un recurso útil que aprendí a poner en práctica tanto para salir a escena, como para dirigir actores, salir a una distancia estratosférica para mirar desde la máxima lejanía todo lo que hago y cuento. No hay recurso más útil que preguntar a quien sale a escena aquello de ¿Recibió el público aquello que querías contar, de forma exacta? y con la respuesta asumes que si bien aparenta ser fácil cuando tu lo cuentas, no resulta tan fácil ser recibido por tu interlocutor. 

Branding es la disciplina que se empeña en llevar coherencia de principio a fin entre lo que dices que haces y lo que realmente haces, y aún pareciendo fácil, semejante tarea solo lleva al camino que obliga a preguntar ¿es recibido exactamente igual a lo que imaginaste, el contenido que estás emitiendo? y de resultas, quieras o no quieras, terminas enfrentando la posibilidad de que más que construcción simple de escucha deberás enfrentar retos que en apariencia podrían calificarse de imposible resolución.

No hay Branding que no esté atado a los valores fundamentales que dibujan la Reputación que necesitas para permanecer a lo largo de largos períodos como miembro un influyente de la comunidad donde habitas y así atado y bien atado, Branding, debe aportar Valor a la Responsabilidad Social Corporativa como el apoyo básico de toda su construcción de la que además, extractará todo el contenido que ha de emitir, mientras, implementa en sus estructuras internas la posibilidad y las habilidades necesarias para que los empleados sean capaces de elaborar un Valor Funcional que pueda convertirse en una experiencia para compartir trasladando belleza en todo lo que toca a los grupos interesados en el proyecto, ahora, creer que con solo gritar que lo tienes y no asumir que debes cambiar totalmente las estructuras internas donde se desarrolló el modelo de negocio en la Era Industrial, nunca garantizará tu éxito y tal decisión, es más, logrará que entres con un retraso peligroso en la Era de la Información.

Si la construcción solo se hace visible en el exterior, estarás exactamente donde está marketing construyendo Imagen Corporativa y de mensaje a mensaje tirarás porque te toca y caerás en casillas que te dirigen a ninguna parte, con suerte, y sin suerte simplemente retrocederás cuatro o veinte pasos hasta encontrarte sentado de lleno en el pasado, como si este fuera una cárcel de donde no podrás salir hasta que todos los jugadores hayan llegado a la meta mientras tú solo logras ser espectador que solo observa.

Por más que pese es imprescindible tomar como reto transformar conceptos de vigencia absoluta en un tejido empresarial que tuvo su cota de éxito en la Era Industrial y asumir que para obtener equipos de alto rendimiento con la habilidad de vivir en medio de la creatividad y el talento necesarios para sacar adelante una Cultura de Marca, debes crear las condiciones básicas para que este modelo se pueda manifestar, entendiendo que un buen sueldo que permita vivir una vida digna, una seguridad laboral que deje aflorar iniciativas y líneas de trabajo continuas eficaces, una sensación real de valoración por el logro que permita dejar salir la satisfacción por realizar la tarea, más un abrir la puerta al crecimiento personal y profesional que aporte un estatus que haga brillar la imagen de marcas personales donde también se apoyará el modelo de negocio para sus construcciones, un espacio donde el reconocimiento esté basado en la justicia y no en la competitividad mal sana que permita desarrollar un buen estado de salud, bienestar físico y armonía con la vida personal en un marco donde las relaciones laborales estén basadas en el respeto y la confianza .. son retos a cumplimentar de auténtica necesidad porque todos y cada uno de estos puntos construirán un Valor de Responsabilidad Social Corporativa, donde se podrán atar el Valor Funcional y el Valor Emocional como una experiencia realmente satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada