lunes, 22 de octubre de 2012

Branding y la Cultura del miedo

Un contenido rico en Branding, es aquel que intenta y puede demostrar el intento de erradicar las estrategias a las que recurre el miedo para ocultar su procedencia, aparentando fuerza y solidez donde solo pasean las líneas rectas que no atienden a posibilidades de moverse en diagonales o redondeces.

Complicado argumento quiere aparentar dificultad, cuando la realidad es que, moverse por espacios donde puede habitar la libertad, recompone todos los caminos que van y vienen construyendo vías de comunicación efectiva. No hay nada que traslade más miedo que la voz repetitiva que aúna signos para trasladar mensajes simples a la desventura de conseguir que se hagan las cosas tal y como dibujan una, dos, tres o veinte individualidades, convenientemente elegidas para darse la razón las unas a las otras. Si hablara de este concepto en una época donde el sistema "divide y vencerás" aún tuviera el cetro que maneja la interactividad de la comunicación más allá de su campo de visión, parecería una locura pero, no siendo el caso y leyendo y viniendo por redes de trasmisión de mensajes capaces de enriquecerse unos a otros, en las afortunadas diferencias de todos los emisores e interlocutores, queda llano y bien delimitado el camino que Branding debe asumir como reto. 

Allí donde se clama "No solo vale solo con ganar dinero, hay que tomar medidas para ganarlo con toda honestidad" y Branding, se enfrenta al concepto más arraigado que ha movido todas las estrategias de Marketing y los modelos de negocio, en estas últimas épocas y si bien, los medios de comunicación, aún intentan mantener el equilibrio que sigue ocultando prácticas que son clamor en las calles y las redes, también es cierto que, el nivel de seguimiento, que estos medios logran mantener, a día de hoy, comienza a mermar en proporciones gigantescas, porque, guste o no guste, no hay forma humana de mantener un discurso único y repetitivo, durante un tiempo prolongado, sin que las contradicciones con las acciones aparezcan y aún empleándose a fondo en instaurar una fuerte Cultura de Miedo que mantenga las bocas cerradas, untadas o interesadas en beneficios paralelos, no hay recursos suficientes para mantener, un discurso único y repetitivo,  en una composición de sólida Imagen Corporativa más allá de hasta donde se rompe el mismo miedo. Este punto de inflexión, querido amig@, se revela a la velocidad del rayo y, aunque en apariencia tosco, inamovible y fuerte se muestre el status quo, nadie puede dejar de percibirlo como, el poseedor de la debilidad más apabullante que podamos imaginar. Nada más mostrar esa tendencia que oculta, retazos que huelen a miedo, se atrapan decepciones desconfianzas y las consecuencias y devoluciones se vuelven devastadoras.  Aún así, pareciendo que agonizas, si te detuvieras en la contienda y de parar parases todas las estrategias, encontrarías que, a más te has mantenido en esa apariencia de firmeza, más fácil  resulta erradicar Reputaciones negativas, si reconstruyes pero solo, bajo el concepto de colaboración mutua y mutuo enriquecimiento. 

Sin embargo y a pesar de todo, por mis entenderas resuena que no es el miedo la tarea más difícil a erradicar, si la comparamos con la base que sustenta la creación de un entorno de colaboración mutua, donde pueda producirse un mutuo enriquecimiento, resolviendo la ecuación basta con responder a una pregunta simple ¿hasta donde eres capaz de ver el potencial que arrastra la diferencia que tanto te preocupa? Tu diferencia en el encaje, la diferencia que no encaja, las vueltas de la diferencia que muestra otros caminos, las diferencias de quien, a pesar de caminar contigo, no te comparte.

Personal Branding muestra el camino más fácil pero, asume el reto más difícil, amar y mostrar tu diferencia, si lo consigue, solo esta acción, te permite construir bases de confianza lo suficientemente grandes como para poder establecer relaciones con diferencias aún más radicales, cuando el esfuerzo se mantiene firme en la estrategia de ofrecer soluciones globalizadoras potenciando la creatividad y el talento al máximo de todo los recursos que se disponen. 

Convencer convenciendo pero, convencer en la acción más que en discursos huecos, es la clave que ahuyenta la vigencia de una Cultura del miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada