jueves, 3 de enero de 2013

Branding y RSC en el "Aunque la mona se vista de seda ..."

Branding y Responsabilidad Social Corporativa, en al aquello de "Aunque la mona se vista de seda, mona se nos queda" es lo que terminan mostrando las últimas estrategias de Marketing que pretenden disfrazarse de Branding, aunque no lo sea.

Asistimos a la lectura de relato de viejos cuentos que invitan a preguntar ¿Cuantas palabras más se van a intoxicar de Imagen Corporativa hasta que ésta decida acometer los cambios necesarios para transformar a Imagen de Marcas?

Si has convenido en asumir que Branding es el Arte de diseñar y poner en pie un Valor Funcional, un Valor Emocional y un Valor de Responsabilidad Social Corporativo para obtener un Valor de Reputación correcto que te permita mostrar una intencionalidad clara de permanecer en los mercados, más allá, de transmitir solo la simple percepción de estar inmerso en la Cultura de pelotazo, levantando, así, una propuesta empresarial que te posicione como un miembro influyente de la comunidad donde vives has de considerar que la línea de acciones que se ha de acometer, debe basar todo su diseño, en función de mantener coherencia, de principio a fin, caminado en esa dirección, con una claridad meridiana y de fácil lectura para todos los grupos interesados en el proyecto.

Un Valor Funcional aún basado en estrategias que confunden producción en cadena, masificando stocks, benefician solo a departamentos de Marketing que diseñan estrategias de expansión y conquista en espacios nuevos y que aún no logran el resultado buscado, volviendo necesario el Branding que obtiene la fidelización y la confianza que necesita la Imagen de Marcas.

El abaratamiento de costes, es la única opción de fidelización que puede ofrecer Marketing pero ¿puedes permitírtelo si precisas de una construcción de Valor Emocional, que se ata y bien atado, a la capacidad que todo el tejido empresarial muestre de trasladar belleza a todo lo que toca? La belleza y la creatividad que nos aporta el talento individual y grupal generando innovación y habilidad estratégica enmarcada en un objetivo unificador que nutre a la Imagen de Marca, no aparece en entornos donde la Cultura del Miedo es la reina y existiendo en la Cultura del Miedo ¿Serás capaz de atraer individuos que puedan conformar grupos de trabajo que, creen la posibilidad de convertirse en embajadores, con los útiles y herramientas básicas para establecer negociaciones eficaces que sostengan tus estrategias, retroalimentándo toda la estructura con el feedback obtenido, a tiempo real, en tus puntos de encuentro, para levantar un Valor de Responsabilidad Social Corporativo eficaz?

Te digo, "Aunque la mona se vista de seda, mona se queda"

No es posible poner en pie Branding desde estrategias donde prima Marketing y cuando se intenta, queda tan esperpéntico como las propuestas que gozamos desde que Branding aparece como necesidad reclamada por los mercados internacionales. Y si no, contadme ¿Como se os queda el cuerpo cuando el abuelo, con más fama de gruñón que tenemos, se muestra como abuelo entrañable compartiendo experiencias y jugando con su nieto, en medios de comunicación habituales y, al llamarle, vuelve a hacer gala de sus reacciones habituales como, abuelo gruñón? Pues, se os queda el cuerpo, exactamente igual que cuando quien logra ser señalado como culpable de molestias sociales de dimensiones inabarcables, cuenta que "Hace promesa de obligado cumplimiento (Valor de Responsabilidad Social Corporativa) si eres capaz de encontrar la trampa, en su nueva oferta o cuando, aparecen todas las Imágenes Corporativas, aglutinadas en un spot publicitario donde, ahora te invitan a llamarlas Marcas o, donde, Marca de país se obtiene por la premisa andaluza que criticaba Lorca "Llorando en casa y, fuera, cállate para mostrar aquella "apariencia" que de apariencia no tiene nada" o donde, para hacerte pagar la oferta o no oferta, que vas a disfrutar, te invita a pagar la bolsa en aras de campañas solidarias con el medio ambiente o donde, el recurso caritativo enmarca una subida de ánimo, precisamente, donde la precariedad es sólo el síntoma de que las ganancias son sagradas para cuatro.

Si no fueras consumidor cansado, podrías creer que aún siendo, empleado agobiado y agotado, usando el flamante #hastag, más, siendo apoyado por los cuatro recursos publicitarios podrías convencer a la comunidad de que, eres representante de Marca e incluso personal Branding, pero, la realidad, amig@ mío, es que de 100 píos alrededor de tu campaña, solo 1, el tuyo, es en apariencia "convencido" y el resto, tsunami de devoluciones negativas arrastra.

Si no fueras consumidor y empleado hastiado, puede que hasta no emitieras la sonrisa socarrona, cuando la Imagen Corporativa te llama para hacer una encuesta, intentando detectar, cual es la necesidad imperante en los mercados, desde donde construir campañas publicitarias, vendiendo la Responsabilidad Social Corporativa que aún ni huele.

Y es que, "Aunque la mona se vista de seda ..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada