viernes, 7 de junio de 2013

El concepto de Responsabilidad

Puede que yo, no tuviera otra forma de manifestar mi carácter por las circunstancias que me fueron dadas y puede que otros, teniendo vidas más regaladas, no tuvieran acceso al concepto. Puede que atados a esas premisas lleguen los pasos de maduración de las personas que quedaron enganchadas a fases infantiles donde el ego quedó enfermo pensando que todo voltea a su alrededor y nunca asume la importancia del entorno, como algo separado de ellos mismos, puede que las rosas pudieran nacer colgadas boca abajo de un pino pero, lo que si es cierto, es que o se plantea una acción eficaz que pare la reclamación de responsabilidad, borrando, matando, eliminando la voz del otro, como sucedió en otras épocas perversas, o la exigencia de Responsabilidad, será tan grande que hará verdad mi certeza de que o construyes Reputación , en breve,  o los vendedores de hermosos discursos, desaparecerán de las comunidades y serán proscritos de sociedades más maduras y estables.

Entre más acciones y reacciones, en contra, de aplicar conceptos de Responsabilidad Social Corporatica que ayude a construir Valor Emocional atado y bien a atado al Valor Funcional veo, más claro se me hace que el cambio ha de ser inminente. Entre, más pasos atrás se dan, para copiar viejas fórmulas y lanzarlas como nuevas, observo, como se vuelve más evidente la ineficacia de pretender zarpar, con las bodegas tan repletas que hunden el barco hasta casi la cubierta. 

Diría que si puedes considerar enferma, a una personalidad anclada en la fase que vive solo de su ego, también podrías considerar enfermo todo proyecto que de esa personalidad nace y no estaría equivocándote, ni un pelo, no en vano tiñes de ti todo lo que tocas y todo lo que tocas y tiñes termina siendo leído por aquel o aquellos que, saben de ti que solo ruedas, entorno a tu centro.

Siendo que eres perfecto y que tu potencial es tan absolutamente imprescindible para los demás, ¿Cómo no captas el potencial del otro que se percibe a si mismo también, como merecedor, aunque pueda dejarte jugar con tu soberbia, por no aburrirte o dejar que te pierdas? 

Siendo juego, no me extraña, lo más mínimo que de hipótesis de construcción te llenes ante un problema, no me sorprende que se elija una formulación simple como Reputación es igual a Valor Funcional, más Valor Emocional, más Valor de Responsabilidad Social Corporativa, pero, entre que vas y vienes, intentando levantar cada factor, por separado, te aviso y prevengo de que los factores, están relacionados con formato de fórmula más, más, más si quieres obtener un resultado igual a ... y te te hemos visto, ocuparte de estudiar mi preocupación, venderme caridades, lanzarme propuestas de inmensas proporciones éticas y morales pero, no has podido borrar la sospecha que deja aquello, de me das lo que, en realidad tú me estás quitando. Porque, lo sabes y interlocutor también, se lo estás quitando. 

Y es que, responsabilidad, pasa por asumirte como centro pero, no valdrá de nada, si el centro no se expande en función de levantar y cuidar a todo el entorno que lo rodea. 

Si bien, los modelos de negocio, durante toda la Era Industrial, mantuvieron con éxito la premisa de que "Detectada o creada la necesidad, yo ya tengo el nicho que me enriquecerá a mi" sostenida en la falsa creencia de que me han de pagar el bien que hago a la comunidad y eso, además y como devolución, exige pleitesía, la Era de la Información trae que, si construyo un nicho de negocio o enriquecerá primero a toda la comunidad, o la comunidad, no dejará que llegue mi enriquecimiento y la pleitesía, pues oye, mejor la dejamos para nunca, porque me necesitas a mi, exactamente, igual que yo te necesito a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada