viernes, 7 de diciembre de 2012

Branding y el recurso de la interrelación

Párate, quédate quiet@ ... dos segundos, un poco más, quizá solo segundo y medio y dime ¿Cuando oyes la primavera de Vivaldi, no te extraña que llegadas tus propias primaveras, no escuches cada una de las notas que el escribe? y, ¿ no te extraña aún más que escuchando su primavera, seas capaz de percibir que todos aquellos ritmos están? Y ahora, dime, ¿Crees que si le das hacia adelante solo un minuto, cuando termine la pieza, te falta algo, sin duda de vital importancia en todas tus primaveras?

Se llama interrelación y es el caballo de batalla del Branding, todo artista que pasea los caminos de las Artes se entrena en percibirla y desarrollarla a la máxima expresión. Cualquier elemento que no ocupe su sitio exacto en el cuadro está desvirtuando el mensaje y te aleja de conseguir el objetivo a miles de millones de kilómetros de distancia. Siempre dije, sobre uno de mis personajes que, era perfecta para todo el que llegó a verla, menos para mi, porque una sola frase metida en un largo texto traía mi cabeza llena de vueltas, hasta que sacada del repertorio, un día, viví el momento donde dije aquella frase y cambió radicalmente mi percepción de todo el autor y su obra y los millones de personajes inspirados en el suyo que han dado las Artes. 

Interrelación y Branding

Tod@S conocemos el valor de interrelación entre los detalles pero en el diseño y el desarrollo de estructuras Branding donde la atadura con el objetivo principal debe confeccionarse como pieza fundamental de toda la pieza que como Imagen de Marca vas a mostrar. 

A tal punto llega la certeza de que aventuro un sonoro no construirás buen Branding, sin airear el secreto de la interrelación en todo el tejido de la Imagen Construida y manifestada como estructura porque a pesar de los pesares, se da de forma natural, hasta el punto en que aún en las más duras condiciones, logras verla.  Esfuerzos vanos, estar pendientes de toda la interrelación de los detalles para dar con la clave perfecta sino observas que la dirección mostrará, siempre las carencias y mientras, el objetivo solo pase por "Ganar, cueste lo que cueste! ni Branding, ni interrelación sólida que pueda sustentar la imagen perfecta de Marca que quieras lograr.

La gran dificultad de la Imagen Corporativa para asumir que esa interrelación sustraída al empleado, por medio de estrategias de división o lanzando competiciones al aire para subir espacios a la subida de la producción en cadena o las miles de propuestas que terminan en un "Es procedimiento de empresa" que determina el punto y seguido o final de una relación que, a partir de ese momento, solo podrá vivir en el hueco de la dura oferta, es que cree que, al final del cuento, nadie puede percibir intenciones ocultas detrás de hermosas palabras que ahogan en el silencio, acciones, más o menos, deshonestas. 

De existir existe el concepto de interrelación y a pesar de los esfuerzos es fácilmente detectable para ser recordado y puesto en práctica con plena conciencia:

Y ahora, para en seco y acuéstate en el suelo, pon una manta que a estas alturas está muy frío y elige mover solo las puntas de tus pies, haciendo, punta, flex, punta, flex ... sigue, sigue... no pares hasta que consigas que se mueva todo tu cuerpo con esa simple acción. Resulta difícil hasta que relajas todo el cuerpo y entonces, esa punta, flex mueve absolutamente todo, dejándote clara la certeza de que la punta de tus pies tiene un papel primordial en el movimiento de todo tu cuerpo.

No puedes percibir la estructura global hasta que no la experimentas y una vez experimentada, no querrás deshacerte de la sensación porque lo que antes suponía un esfuerzo sobre humano, ahora se ha convertido en un simple juego que realiza la acción con la más absoluta naturalidad.

Y de existir, solo contarte que aunque no lo parezca por debajo, así como arrastrándose aparece dibujada en la mente de tu interlocutor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada