domingo, 30 de junio de 2013

De la responsabilidad cuando hablas de Branding

De cuando empecé a llenar este blog de conceptos Branding y a llenar otros, blogs con formulaciones para implantación de Branding en cualquier idea, que pudiera ser convertida en pieza, producto o Valor Funcional. Te hablé, el 12 de agosto del 2010, de la Responsabilidad de un artista ante cualquier reto que acomete, de la Responsabilidad del compromiso artístico, el 3 de noviembre del 2011 y del concepto de Responsabildiad, en general, en abstracto, en absoluto para aplicar a cualquier proyecto que lance producto a la comunidad. 

Durante todo el camino, te desmonté las trampas, donde caían las hipótesis que se me, que se te ocurrían para implantar, te permití percibir, causas y efectos posibles y, en todo momento, te hacía partícipe de un concepto que los artistas vivimos, como medio y hábitat natural para alcanzar el éxito, o aquello, del sistema eterno de prueba - error, convertido en proceso, hasta dar con la prueba acierto, sin entrar en valoraciones o juicios de valor que convierten el error en un formato que solo atrae sufrimiento.

De cuando hablaba, casi sola, hasta ahora, en que toda la comunidad habla, sin reparos y con muchos conocimientos, he estado yendo y viniendo por sendas, donde la implantación, sucedía primero en mi, para pasar, a ponerse a prueba en otros y enseguida, contártelo como quien regala perlas con las que crear un magnífico collar con el que adornar tu cuello. 

De cuando hablaba, casi sola, hasta ver como se llenan las salas más adormiladas, con mensajes publicitarios que recuerdan títulos o contenidos viejos de mis entradas "La Marca, una promesa de experiencias" "Compartir experiencias" "No es válido solo lo que digas, es mejor hacerlo" "Tus empleados son la base que genera tus contenidos RSC" ... Cada vez que veo salir, en formato mensaje, uno de estos núcleos, no deja de asaltarme la sorpresa y, entre más veo, más sospechas tengo de que, durante un tiempo, se levantará el nicho de Gestión de Crisis, como burbuja rápida que intentará apagar miles de fuegos,  hasta que, de forma irremediable, quien compartió procesos quede y quien solo contó que los implementaba, desaparezca.

Convertirse en Pepito Grillo. La responsabilidad, cuando hablas de Branding

No fue justo depositar sobre los hombros de Marketing y Publicidad, la resolución de una fórmula que ni les va, ni les viene. Ni les va, porque su cometido y misión es la de expansión y conquista, ni les viene porque, los recursos de uso, carecen de utilidad para dar satisfacción al objetivo, de permanecer, estableciendo relaciones óptimas.

De la presión a Marketing, la presión a agencias de publicidad y de allí, al fracaso más estrepitoso, un solo paso. Y es que para migrar a Branding, hay que hacer elecciones muy "difíciles", porque te situarán en caminos, no conocidos o, a estas alturas, conocidos, solo por unos pocos.

Más logo, más logo, más logo ... más color, más color, más color ... más discurso, más discurso, más discurso ... más centrado, más centrado, más centrado ... más coach, más coach, más coach ... parece ser la leña que encuentra Marketing para establecerse como dador de Branding y mientras, Branding corre, corre y corre, en dirección contraria, estableciendo que o haces y dejas de decir que haces, manteniendo coherencia de principio a fin, entre el discurso - mensaje y la acción, o no pintarás nada, de aquí a un par de años.

¿Responsabilidad cuando hablas de Branding? Amig@ mí@, eso es decidir, que a pesar de los pesares, es probable que siga, por el momento, trabajando más fuera, que en nuestro país, 

Ahora, determinada estoy, no me pillarás contándote uno de esos "cuentos" viejos ¿Para qué? ¿para conseguir solo, pan para hoy y hambre y vergüenza para mañana?

Date prisa y deja de dar oído al Yago que pide "resultados" de crecimiento, para dar atención al Pepito Grillo que te habla de establecimiento y permanencia y es que está claro, si yo puedo, tú puedes. 

¡Y yo con estos pelos, tu!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada